Co-analgésicos

co-analgesicosEl dolor y especialmente el dolor crónico, requiere a veces un tratamiento con varios medicamentos al mismo tiempo con el objetivo de potenciar la eficacia de los analgésicos y tratar algunos otros síntomas que pueden exacerbar el dolor. Estos medicamentos se utilizan también para otras patologías diferentes del dolor.

Los principales co-analgésicos son:

Antidepresivos y ansiolíticos: Se recetan junto con analgésicos para mejorar algunos estados depresivos o de ansiedad que pueden acompañar al dolor crónico intenso; también se prescriben para el dolor de tipo neuropático. Los mas conocidos son la amitriptilina como antidepresivo y el diazepán como ansiolítico.

Anticonvulsivantes: Se desarrollaron inicialmente para problemas cerebrales, en la actualidad se prescriben habitualmente para dolores de tipo neuropático; las sustancias mas conocidas son la gabapentina y la pregabalina.

Neurolépticos: estos productos se desarrollaron para problemas de tipo psiquiátrico, se utilizan para potenciar la acción analgésica; el mas conocido es el haloperidol.

Corticoides: Son unos antiinflamatorios potentes y, por lo tanto, actúan reduciendo el dolor cuando tiene un origen fundamentalmente inflamatorio.

Terapia tópica: recientemente se está utilizando con éxito la aplicación de parches de lidocaina en el dolor localizado de origen neuropático, como terapia complementaria o, incluso, como terapia única.

Información seleccionada y resumida por Antonio Bustamante (antonio.bustamante@AADAC.es)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *