Preguntas clave para describir su dolor a su médico

iStock_000013372209SmallDurante la visita a su médico tiene que estar en condiciones de describir la intensidad y la duración de su dolor.

La intensidad del dolor, leve, moderada o grave, puede ajustarse a una escala de 0 a 10. El cero es la ausencia de dolor y 10 es el peor dolor imaginable.

La duración es el tiempo que usted ha tenido dolor, si ha sido un episodio de dolor o si ha sido constante.

Hay algunas preguntas-respuestas que le ayudan a su médico a establecer un diagnóstico correcto y el mejor tratamiento para su dolor.

¿Cómo y cuándo comenzó el dolor?

¿Qué lo causó?

¿Comenzó poco a poco o de repente?

¿Dónde le duele? ¿puede señalar a la zona donde más le duele?

¿Se desplaza el dolor a otros lugares del cuerpo?

¿Cuándo le duele? ¿Empeora en ciertos momentos del día o después de algunas actividades concretas?

¿Cómo lo experimenta? ¿Es continuo o intermitente?

¿Tiene otros síntomas asociados con el dolor, como entumecimiento?

¿Qué es lo que empeora o mejora su dolor?

Además de esta información su médico puede realizar un examen físico completo para evaluar su condición física o efectuar algunas pruebas adicionales que le ayuden a establecer un diagnóstico.

Es importante ser honesto y sincero acerca de su dolor. No lo minimice porque no quiera ser una molestia, o sienta que debe ser capaz de “aguantarse”. Tampoco debe exagerar el dolor, por miedo a no conseguir la ayuda que necesita.

Información seleccionada y resumida por Antonio Bustamante (antonio.bustamante@AADAC.es)

¿Cómo hablar a su médico de su dolor?

medico-dando-la-mano21-300x296Su visita a su médico es muy importante y, por lo tanto, debe prepararla con cuidado; si usted está bien preparado e informado puede ayudar a su médico a que le haga un diagnóstico acertado y un tratamiento eficaz.

Hemos adaptado un texto de la Fundación Americana del Dolor con algunas claves que le pueden ayudar a hablar a su médico de su dolor.

Prepare su próxima visita con cuidado. Es importante que escriba su Diario del Dolor, con todo lo que ha experimentado desde la última visita.

Lleve por escrito sus preguntas y sus preocupaciones. También es conveniente que tome nota de las respuestas de su médico; si le acompaña un familiar o amigo pídale que tome nota de las respuestas, a veces el propio estrés de la visita hace que se le olviden algunos temas importantes.

Tiene que ser honesto y abierto, no le oculte información a su médico. No debe sentirse incómodo al contarle a su médico todo su historial personal, necesita toda la información para identificar claramente su dolor y ponerle un tratamiento personalizado. Su dolor tiene un componente emocional, por lo tanto, describa también los sentimientos, emociones y depresiones que está experimentando, son importantes.

Asegúrese de que entiende todas las explicaciones e instrucciones que le da su médico. Antes de salir de la consulta asegúrese de que lo entendió todo; no tenga miedo en preguntar a su médico hasta estar seguro de que lo ha entendido todo.

Siga el tratamiento completo y sin cambios. Si el tratamiento no funciona o aparecen efectos secundarios póngase en contacto con su médico.

Información seleccionada y resumida por Antonio Bustamante (antonio.bustamante@AADAC.es)