Papel de la ketamina en el tratamiento del dolor en adultos y en pediatría

22 de marzo de 2017
tit

Ketamine an N-methyl-D-aspartate (NMDA) receptor blocking agent and a dissociative anesthetic with neurostimulatory side effects. In recent years, multiple research trials as well as systematic reviews and meta-analyses suggest the usefulness of ketamine as a strong analgesic used in subanesthetic intravenous doses, and also as a sedative. In addition, ketamine was noted to possess properties of anti-tolerance, anti-hyperalgesia and anti-allodynia most likely secondary to inhibition of the NMDA receptors. Tolerance, hyperalgesia and allodynia phenomena are the main components of opioid resistance, and pathological pain is often seen in the clinical conditions involving neuropathic pain, opioid-induced hyperalgesia, and central sensitization with allodynia or hyperalgesia. All these conditions are challenging to treat. In low doses, ketamine does not have major adverse dysphoric effects and also has the favorable effects of reduced incidence of opioid-induced nausea and vomiting. Therefore, ketamine can be a useful adjunct for pain control after surgery. Additional studies are required to determine the role of ketamine in the immediate postoperative period after surgical interventions known to produce severe pain and in the prevention and treatment of chronic pain.

Más información aquí.

Utilización de medicamentos opioides en España durante el periodo 2008-2015

23 de febrero de 2017
opioides

El dolor se define como una experiencia sensorial o emocional desagradable resultante de un daño tisular real o potencial. Es un importante problema de salud, siendo el dolor crónico una de las principales causas de las consultas médicas. Se define como dolor crónico aquel cuya duración es superior a 3 meses o mayor de la esperada tras la cicatrización o curación de la enfermedad subyacente.

El tratamiento del dolor crónico comprende estrategias tanto farmacológicas como no farmacológicas. Dentro de las farmacológicas se encuentran los analgésicos no opioides, opioides y coadyuvantes (utilizados para prevenir o tratar los efectos secundarios de los analgésicos o potenciar la analgesia de estos últimos).

Los fármacos opioides constituyen un grupo de fármacos que se caracterizan por poseer afinidad selectiva por los receptores opioides centrales y periféricos inhibiendo la transmisión de la entrada nociceptiva y la percepción del dolor.

(más…)

El problema del dolor

1 de febrero de 2017
problema-del-dolor

El problema del dolor Decía Hipócrates “Sedare Dolorem Opus Divinum est”. Sedar el dolor es cosa de dioses. Los que nos dedicamos a la lucha contra el dolor no somos tan pretenciosos creyéndonos dioses pero sí tenemos la íntima y profunda convicción de la necesidad de tratar el dolor y de la inutilidad y frustración del sufrimiento gratuito. El dolor tiene, indudablemente, un importante elemento subjetivo por eso, lo que percibimos del dolor son las manifestaciones externas del paciente, tanto en su comportamiento gestual como en la verbalización de su dolencia como en su afrontamiento. Unas manifestaciones externas que vendrán dadas por la historicidad del paciente, por sus creencias religiosas, por sus condicionantes sociales y familiares y por sus fortalezas y debilidades personales…

Descarga la publicación completa del Dr. Ignacio Velázquez Rivera pulsando aquí.

Alternativas farmacológicas para el tratamiento del dolor crónico no oncológico

17 de febrero de 2016
alternativas-farmacologicas-2015

La medicina actual permite trtar a los pacientes con dolor de una forma efectiva y segura. Para ello, lo primordial es obtener un diagnóstico certero que nos permita aplicar el mejor tratamiento disponible con los mínimos efectos secundarios. Un obetivo importante y común del tratamiento del dolor es lograr un control adecuado de este en el menor tiempo posible y mejorar, así, la calidad de vida de los pacientes, atribulados y agotados por el dolor que merma su capacidad psicológica, y evitar las peregrinaciones por consultas y especialistas y la frustación de un tratamiento fallido tras otro, con la consiguiente cronificación del dolor, la pérdida de calidad de vida, la multiplicación de los efectos secundarios e, incluso, la aparición de graves secuelas como consecuencia de tratamientos inútiles, cuando no contraproducentes.

Descarga el libro completo