Dolor Lumbar - Asociación Andaluza del Dolor

Dolor Lumbar

En España el dolor lumbar crónico afecta aproximadamente a un 8% de la población y es el motivo más frecuente de consulta médica por patología del aparato locomotor.

Las vértebras lumbares, se articulan entre sí por el disco intervertebral en la parte anterior y las facetas (también llamadas articulaciones zigoapofisarias) en la parte posterior.

En 1911, Goldthwait expuso la influencia de las peculiaridades de las articulaciones facetarias como las responsables de la inestabilidad y el dolor lumbar. Más tarde, Putti, en 1927, propuso la inflamación de estas estructuras como causa del dolor lumbar irradiado a la región glútea.

Finalmente, Ghormley, en 1933, introduce por primera vez el término“Síndrome Facetario Lumbar”.

El dolor lumbar, por tanto, se puede originar en distintas estructuras anatómicas como el disco intervertebral, ligamentos, musculatura, articulación sacroiliaca y definimos el Síndrome Facetario como el dolor que se origina en una de las estructuras que conforman la articulación facetaria incluyendo la cápsula, la membrana sinovial, el cartílago hialino y el hueso.

Como en toda consulta médica, la historia clínica y una adecuada exploración física es de gran ayuda, aunque no existen datos patognomónicos. Es típico que el paciente cuente que su dolor lumbar empeora con los movimientos extensión (inclinarse hacia atrás) y rotación de la columna. Puede haber irradiación hacia miembros inferiores, pero nunca suele irradiar por debajo de las rodillas.

En ocasiones, los síntomas pueden ocurrir de repente, después de un movimiento trivial del tronco lumbar, como agacharse para coger algo del suelo. Es el Síndrome agudo de la faceta bloqueada donde el paciente se queda bloqueado inclinado hacia delante sin poder incorporarse a la posición normal por dolor.

No existe una prueba concluyente que nos confirme el Síndrome Facetario Lumbar, pero puede ser necesario realizar pruebas de imagen para descartar otras causas de dolor lumbar como hernias de disco, aplastamientos vertebrales, estenosis de canal medular etcétera.

Esta articulación facetaria está inervada por unos nervios llamados “ramos mediales”. El alivio del dolor tras la infiltración con anestesia local de estos nervios nos sirve para confirmar el Síndrome Facetario con alta probabilidad. En estos casos que el paciente mejora con el bloqueo anestésico, en un segundo tiempo “quemamos” esos nervios mediante radiofrecuencia a 80ºC. Este procedimiento es habitual en las Unidades de Dolor de Andalucía, se realiza con anestesia local y suele proporcionar un alivio importante del dolor y una gran mejoría en la calidad de vida de nuestros pacientes.

Puede descargar el artículo completo aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *